domingo, 21 de agosto de 2011

El Amor nunca deja de ser

video
  http://www.youtube.com/results?search_query=la+historia+de+william+tyndale&aq=f

"Los valdenses y los hugonotes, Wiclef y Hus, Jerónimo y Lutero, Tyndale y Knox, Zinzendorf y Wesley, y multitudes más, han dado testimonio del poder de la Palabra de Dios contra el poder y el proceder humanos que apoyan el mal.  Estos constituyen la verdadera nobleza del mundo.  Constituyen su realeza.  Los jóvenes de hoy día son llamados a ocupar sus lugares" (La Educación, pág. 248).
AL MISMO tiempo que Lutero daba la Biblia al pueblo de Alemania, Tyndale era impulsado por el Espíritu de Dios a hacer otro tanto para Inglaterra. La Biblia de Wiclef había sido traducida del texto latino, que contenía muchos errores. No había sido impresa, y el costo de las copias manuscritas era tan crecido que, fuera de los ricos y de los nobles, pocos eran los que podían proporcionárselas, y como, además, la iglesia las proscribía terminantemente, sólo alcanzaban una circulación muy escasa.
En todas las edades los hombres de Dios pasaron por las mismas pruebas. Wiclef, Hus, Lutero, Tyndale, Baxter, Wesley, pidieron que todas las doctrinas fuesen examinadas a la luz de las Escrituras, y declararon que renunciarían a todo lo que éstas condenasen. La persecución se ensañó entonces en ellos con furor; pero no dejaron de proclamar la verdad. Diferentes períodos de la historia de la iglesia fueron señalados por el desarrollo de alguna verdad especial adaptada a las necesidades del pueblo de Dios en aquel tiempo. Cada nueva verdad se abrió paso entre el odio y la oposición; los que fueron favorecidos con su luz se vieron tentados y probados. El Señor envía al pueblo una verdad especial para la situación en que se encuentra. ¿Quién se atreverá a publicarla? El manda a sus siervos a que dirijan al mundo el último llamamiento de la misericordia divina. No pueden callar sin peligro de sus almas. Los embajadores de Cristo no tienen por qué preocuparse de las consecuencias. Deben cumplir con su deber y dejar a Dios los resultados." (Conflicto de los Siglos capítulo 39, página 668)

 "Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor  de ellos es el amor."
1 Cor. 13:13.

" Tenemos una abundancia de sermones.  Lo que más se necesita... es amor por las almas que perecen, ese amor que procede en ricas corrientes del trono de Dios. El verdadero cristianismo difunde el amor por todo el ser.  Alcanza a cada parte vital del cuerpo: el cerebro, el corazón, las manos ayudadoras, los pies, y capacita a los hombres a mantenerse firmes donde Dios requiere que se mantengan, de modo que no tracen senderos torcidos para sus pies, para que el cojo no se extravíe. El amor ardiente y abnegado de Cristo por las almas que perecen constituye la vida misma de todo el sistema de la cristiandad.
¿Cuál es la interpretación bíblica de Dios?  "Dios es amor".  Dios manifestó su amor por la humanidad al dar a Cristo a nuestro mundo. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito. para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).  Sí, "vida eterna".  Este es el amor que es el cumplimiento de la ley.  Únicamente la persona cuyo corazón esté lleno de compasión por el hombre caído, que ama con un propósito, y que demuestra su amor mediante la realización de acciones semejantes a las de Cristo, será capaz de soportar la visión del Invisible.  Puede conocer a Dios únicamente la persona que ama a sus semejantes con un propósito. Quien no ame a aquellos por quienes el Padre ha hecho tanto, no conoce a Dios. Esta es la razón por la que hay tan poca vitalidad genuina en nuestras iglesias. La teología no tiene valor a menos que se halle saturada con el amor de Cristo.
Dios es supremo.  Su amor aceptado en el corazón humano conducirá a la realización de obras que lleven frutos de acuerdo con la semejanza del carácter de Dios...
"El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad" (1 Cor. 13:4-6). ¡Benditas hojas del árbol de la vida!  "Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor" (vers. 13).
"Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre" (Sal. 103: 1), porque nuestro Libro Guía es tan claro y definido.  Otros tal vez no sigan el sencillo "escrito está" que Cristo empleó cada vez para enfrentarse con su enemigo caído, pero sigamos el ejemplo del Salvador. Mientras menos expresemos nuestras propias opiniones humanas, más pura y llena de gracia será nuestra conversación. El Señor espera que nuestra habla sea santificada, porque es un sabor de vida para vida.
Carta 156, 1900.  

Palabras que el Espíritu Santo puede aprobar.
El amor de Dios en el corazón, siempre nos guiará a hablar palabras bondadosas.  "El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.  Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  El amor nunca deja de ser".
Debiéramos recordar esto.  Si el amor de Dios está en nuestro corazón, no pensaremos el mal, no seremos fácilmente molestados, no daremos rienda suelta a la pasión, sino demostraremos que estamos unidos con Cristo, y que el poder refrenados de su Espíritu nos induce a hablar palabras, que él puede aprobar.  El yugo de Cristo es el freno del Espíritu Santo, y cuando  nos sintamos acalorados por la pasión, digamos 'NO;  yo tengo a Cristo a mi lado, y no lo voy a avergonzar con mis palabras violentas y apasionadas' (Ms 73, 1897). La Voz,su edcuación y uso correcto página 163

jueves, 18 de agosto de 2011

LA PALABRA DE DIOS PREVALECERA

En primer lugar quiero agradecer a una persona a la que quiero mucho, por tu mensaje recordando el capítulo "Cómo apropiarse de la Justicia de Cristo" en el libro "FE Y OBRAS". No te nombro porque se como piensan y se manejan los dirigentes, no quiero que te expulsen porque te juntas conmigo, sino porque predicas la verdad, que es clara. "El lenguaje de la Biblia debe explicarse de acuerdo con su significado manifiesto, a no ser que se trate de un símbolo o figura". (cs 657)
"Las verdades que se encuentran explicadas con la mayor claridad en la Biblia han sido envueltas en dudas y obscuridad por hombres doctos" (cs 656)
Por eso Jesús dijo:  "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las revelaste a los niños". (Mateo 11:25)
"Mi Hijo eres tú, yo te engendré hoy" (HEB 1:5)
"Entonces Jesús les dijo otra vez: "Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío".Con eso, sopló y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo". (Juan 20: 21,22)
También hizo Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, que no están escritas en este libro."Pero éstas fueron escritas para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que creyendo, tengáis vida en su Nombre". (Juan 20: 30, 31)
"Con Cristo estoy crucificado, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí.  Y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó, y se entregó a sí mismo por mí". (Gal 2:20)
"Que os dé, conforme a la riqueza de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestro corazón, para que, arraigados y fundados en amor" (Efe 3: 16,17)
Hijo = Hijo   /    Engendrado = Engendrado
Podría hacer una lista mas larga de versículos que son envueltos en duda y oscuridad. Estos que comparto, no tienen símbolos, tampoco figuras, se deben entender como los entendería un chico sincero.

(FE y OBRAS 95)
Cuando Jesús estaba por ascender al cielo, dijo a sus discípulos: "Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que este con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros" (Juan 14: 16, 17).  Dijo además: "El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él" (vers. 21).
Hay muchos que encuentran satisfacción en identificarse con falsas doctrinas, para que no haya perturbación o diferencia entre ellos y el mundo; pero los hijos de Dios deben dar testimonio de la verdad, no sólo por medio de la pluma y la voz sino mediante el espíritu y el carácter.  Nuestro Salvador declara que el mundo no puede recibir el espíritu de verdad.  Ellos no pueden discernir la verdad, porque no disciernen a Cristo, el Autor de la verdad.  Discípulos tibios, profesores insensibles, que no están imbuidos del Espíritu de Cristo, no son capaces de discernir la preciosidad de su justicia, sino que procuran establecer su propia justicia.

(cs 672)
Los impíos han dejado concluir su tiempo de gracia; el Espíritu de Dios, al que se opusieran obstinadamente, acabó por apartarse de ellos.

(CS 701)   Los que pusieron en ridículo su aserto de ser el Hijo de Dios enmudecen ahora.

(La Historia de la Redención 15)
Le mostraron claramente que Cristo era el hijo de Dios.


domingo, 14 de agosto de 2011

El ángel Gabriel

En el cielo, antes de su rebelión, Lucifer era un ángel honrado y excelso, cuyo honor seguía al del amado Hijo de Dios. Sin embargo, Cristo, el amado Hijo de Dios, tenía la preeminencia sobre todas las huestes angélicas.  Era uno con el Padre antes que los ángeles fueran creados. Lucifer tuvo envidia de él y gradualmente asumió la autoridad que le correspondía sólo a Cristo.
(Exaltad a Jesús, 4 de Enero)

Los ángeles leales trataron de reconciliar con la voluntad de su Creador a ese poderoso ángel rebelde.  Justificaron el acto de Dios al honrar a Cristo, y con poderosos argumentos trataron de convencer a Lucifer de que no tenía entonces menos honra que la que había tenido antes que el Padre proclamara el honor que había conferido a su Hijo.  Le mostraron claramente que Cristo era el hijo de Dios, que existía con él antes que los ángeles fueran creados, y que siempre había estado a la diestra del Padre, sin que su tierna y amorosa autoridad hubiese sido puesta en tela de juicio hasta ese momento; y que no había dado orden alguna que no fuera ejecutada con gozo por la hueste angélica.
(La Historia de la Redención p15)

EN EL CIELO, antes de su rebelión, Lucifer era un ángel honrado y excelso, cuyo honor seguía al del amado Hijo de Dios.” (La Historia de La Redención, 13) 

Luego de la caída de Lucifer, el angel Gabriel ocupó su puesto.

Fue Gabriel, el ángel que sigue en jerarquía al Hijo de Dios, quien trajo el mensaje divino a Daniel. Fue a Gabriel, "su ángel," a quien envió Cristo para revelar el futuro al amado Juan; y se pronuncia una bendición sobre aquellos que leen y oyen las palabras de la profecía y guardan las cosas en ella escritas.
(DTG p201)

Por intermedio del profeta Daniel se nos permite vislumbrar algo de esta lucha poderosa entre las fuerzas del bien y las del mal. Durante tres semanas Gabriel luchó con las potestades de las tinieblas, procurando contrarrestar las influencias que obraban sobre el ánimo de Ciro; y antes que terminara la contienda, Cristo mismo acudió en auxilio de Gabriel.
(PR  p419)

En la suprema crisis, cuando corazón y alma se quebrantan bajo la carga de pecado, Gabriel es enviado para fortalecer al divino Doliente y vigorizarlo para que camine por su senda ensangrentada.  Y mientras el ángel sostiene su cuerpo desfalleciente, Cristo toma la amarga copa y consiente en beber su contenido.  Delante del Doliente se levanta el muro de un mundo perdido que perece, y brotan las palabras de los labios manchados de sangre: "No obstante, si el hombre tiene que perecer a menos que yo beba esta amarga copa, no se haga mi voluntad, sino la tuya"
Antes de su caída, Lucifer era la tercera persona en la jerarquía celestial, “el que se seguia a Cristo”:

Las palabras del ángel: "Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios," demuestran que ocupa un puesto de alto honor en los atrios celestiales. … El Salvador habla de Gabriel en el Apocalipsis diciendo que "la declaró, enviándola por su ángel a Juan Su siervo." … el ángel que sigue en honor al Hijo de Dios es el escogido para revelar los propósitos de Dios a los hombres pecaminosos!” El Deseado de Todas las Gentes, 73, 74
 
¿Pueden los ángeles trabajar a través nuestro?

Todos los que se ocupan en el ministerio constituyen la mano ayudadora de Dios. Colaboran con los ángeles, o más bien, son los instrumentos humanos por medio de los cuales aquéllos llevan a cabo su misión. Los ángeles hablan por medio de sus voces y trabajan por medio de sus manos. Y los obreros humanos, al cooperar con los agentes celestiales, reciben el beneficio de su educación y su experiencia. Como medio educativo, ¿qué "curso universitario" puede igualar a éste?” La Educación, 271

Los ángeles de Dios, que son millares de millares y millones de millones, tienen la misión de atender a los que han de ser herederos de la salvación. Nos guardan del mal y repelen las fuerzas de las tinieblas que procuran destruirnos. ¿No tenemos motivos de continuo agradecimiento, aun cuando haya aparentes dificultades en nuestro camino?” El Ministerio de Curación, 196




jueves, 11 de agosto de 2011

LA NATURALEZA: CLAVE DE LOS DIVINOS MISTERIOS

A medida que el estudiante contempla las cosas de la naturaleza, recibe una nueva visión de ellas. Las enseñanzas del libro de la naturaleza de Dios atestiguan la veracidad de su Palabra escrita.
En el plan de la redención hay misterios que la mente humana no puede sondear, muchas cosas que la sabiduría humana es incapaz de explicar; pero la naturaleza nos puede enseñar mucho acerca del misterio de la piedad. Cada arbusto, cada árbol que lleva fruto, toda vegetación, contiene lecciones que aprender. En el crecimiento de la semilla se pueden leer los misterios del reino de Dios.
Para el corazón enternecido por la gracia de Dios, el sol, la luna, las estrellas, los árboles, las flores del campo, pronuncian palabras aconsejadoras. La siembra de la semilla transporta la mente a la siembra de la semilla espiritual. El árbol declara que un buen árbol no puede llevar mal fruto, y que un árbol malo no puede llevar buen fruto. "Por sus frutos los conocereis" (Mateo 7: 16). Aun la cizaña nos enseña una lección. Satanás es el que la siembra y, si no se atiende, daña el trigo creciendo desordenadamente. 
Padres y madres, enseñad a vuestros hijos la maravillosa operación del poder de Dios. Su poder se hace patente en cada planta, en cada árbol que produce fruto. Llevad a los hijos al huerto y explicadles cómo Dios le da el crecimiento a la semilla. El agricultor cultiva la tierra y esparce la semilla, pero no puede hacerla germinar. Tiene que depender de Dios, quien hace lo que ningún poder humano puede hacer. El señor infunde su propio Espíritu en la semilla, haciéndola brotar. Bajo su cuidado, el embrión brota a través de la cáscara que lo encierra para desarrollarse y llevar fruto.
Al estudiar los niños el gran libro de texto de la naturaleza, Dios impresionará sus mentes. Al relatárseles la obra que él realiza por la semilla, ellos aprenden el secreto del crecimiento en la gracia. Debidamente entendidas, estas lecciones apuntan hacia el Creador, enseñándoles aquellas verdades sencillas y santas que acercan el corazón a Dios.
(Testimonios Para la Iglesia t8 p340-341)


miércoles, 3 de agosto de 2011

¿Es gracioso?

Dios nos pide que debemos empezar desde temprano a aprender la forma correcta de hablar. El talento del habla debe ser cuidadosamente estudiado y vigilado. Esta es la rama más importante de la educación, pero tristemente se la descuida. La forma de comunicarnos con los demás, puede ser de gran bendición, o de gran maldición.
Más de una vez seguramente habrás dicho una broma o burla a una persona o también habrás dicho algo con  "doble sentido" sin la intención de lastimar a nadie, pero... ¿Te pusiste a pensar si las palabras que pronunciás son las que diría Cristo? ¿Él era alegre? ¿Cómo lo demostraba?

Las bromas y las burlas

"Es deber de los jóvenes estimular la sobriedad.  La ligereza, las bromas y los chistes resultarán en insensibilidad del alma, y la pérdida del favor de Dios.  Muchos de ustedes no ejercen una mala influencia en otros, y por lo tanto, se sienten satisfechos en cierta medida; pero, ¿ejercen una influencia para el bien? ¿Procuran guiar a otros al Salvador, por medio de vuestra conversación y vuestros actos, o, si ellos profesan conocer a Cristo, tratan de conducirlos a andar más estrechamente con él? (2T 236, 237)."
(La voz: su educación y uso correcto p.75)

El más grande de los maestros elegía bien sus ilustraciones

"Jesús fue el más grande de los Maestros que el mundo ha conocido. El presentaba la verdad mediante declaraciones claras y convincentes, y las ilustraciones que usaba eran del orden más puro y superior. Nunca mezclaba símbolos y figuras vulgares con la instrucción divina, ni procuraba complacer la curiosidad, ni gratificar a la clase que escucha sólo para pasar el tiempo.  Nunca llevaba la verdad sagrada al nivel de lo común, y las ilustraciones jocosas que algunos ministros del evangelio usan, nunca fueron pronunciadas por sus divinos labios. Cristo no empleaba ilustraciones para divertir y provocar risa (RH 6-8-1895)."
(La voz: su educación y uso correcto p.116)

No usaba chistes para llamar la atención

"El divino maestro, no usaba ilustraciones que proyectaran la más mínima sombra en el alma. Sus palabras eran del más puro y elevado carácter. Nunca condescendió a pronunciar algo cómico, con el fin de llamar la atención del público (RH 6-8-1895)."
(La voz: su educación y uso correcto p.117)

Hacía uso de sucesos comunes para ilustrar

"Jesús ilustraba las glorias del reino de Dios, por el uso de los incidentes y los sucesos de las tierra.  Con amor compasivo y tierno, alegraba, consolaba e instruía a todos los que le oían; porque sobre sus labios se derramaba la gracia, a fin de que pudiese presentar a los hombres, de la manera más atrayente, los tesoros de la verdad (CM 228)."
(La voz: su educación y uso correcto p.117)

No sólo sermoneaba

"Cristo es el ministro Modelo. ¡Qué directas y al punto, qué bien adaptadas al propósito y las circunstancias, eran las palabras de Cristo! ¡Cuán claras y convincentes eran sus ilustraciones! Su estilo, se caracterizaba por sencillez y solemnidad. Mediante las enseñanzas de Cristo, no hay nada que justifique el uso de anécdotas humorísticas, por parte del ministro en el púlpito. Las lecciones de Cristo debieran ser cuidadosamente estudiadas, y los temas, maneras y formas de discursos, debieran ser modeladas conforme al Modelo divino. Un despliegue de oratoria, una retórica ostentosa, y un porte refinado no constituyen un buen discurso... Cristo no sermoneaba como hacen hoy los hombres. Usando tonos intensamente fervientes, les daba seguridad de la vida venidera, del camino de salvación (RH 23-6-1891)."
(La voz: su educación y uso correcto p.123)

Un pastor que bromea, no sirve a Dios

"El pastor que está listo a participar en conversaciones frívolas, listo a bromear y reír, no comprende la obligación sagrada que descansa sobre él, y si va a hacer uso de esa práctica desde el púlpito, el Señor no puede estar a su lado para bendecirlo... Los sermones floridos, no serán suficientes para alimentar el alma de los hijos famélicos de Dios (RH 23-6-1891)."
(La voz: su educación y uso correcto, p.297)

¿Y entre los esposos?

"Nunca debe una de las partes bromear a costa de los sentimientos de la otra parte.  Nunca debe el marido o la mujer quejarse de su consorte a otros, en broma o de cualquier otra manera, porque con frecuencia el recurrir a bromas insensatas, que parezcan perfectamente inofensivas, termina en una prueba para cada uno y hasta en una separación.  Se me ha mostrado que debe haber un escudo sagrado en derredor de cada familia"
(El Hogar Cristiano, p.156)