domingo, 21 de agosto de 2011

El Amor nunca deja de ser

video
  http://www.youtube.com/results?search_query=la+historia+de+william+tyndale&aq=f

"Los valdenses y los hugonotes, Wiclef y Hus, Jerónimo y Lutero, Tyndale y Knox, Zinzendorf y Wesley, y multitudes más, han dado testimonio del poder de la Palabra de Dios contra el poder y el proceder humanos que apoyan el mal.  Estos constituyen la verdadera nobleza del mundo.  Constituyen su realeza.  Los jóvenes de hoy día son llamados a ocupar sus lugares" (La Educación, pág. 248).
AL MISMO tiempo que Lutero daba la Biblia al pueblo de Alemania, Tyndale era impulsado por el Espíritu de Dios a hacer otro tanto para Inglaterra. La Biblia de Wiclef había sido traducida del texto latino, que contenía muchos errores. No había sido impresa, y el costo de las copias manuscritas era tan crecido que, fuera de los ricos y de los nobles, pocos eran los que podían proporcionárselas, y como, además, la iglesia las proscribía terminantemente, sólo alcanzaban una circulación muy escasa.
En todas las edades los hombres de Dios pasaron por las mismas pruebas. Wiclef, Hus, Lutero, Tyndale, Baxter, Wesley, pidieron que todas las doctrinas fuesen examinadas a la luz de las Escrituras, y declararon que renunciarían a todo lo que éstas condenasen. La persecución se ensañó entonces en ellos con furor; pero no dejaron de proclamar la verdad. Diferentes períodos de la historia de la iglesia fueron señalados por el desarrollo de alguna verdad especial adaptada a las necesidades del pueblo de Dios en aquel tiempo. Cada nueva verdad se abrió paso entre el odio y la oposición; los que fueron favorecidos con su luz se vieron tentados y probados. El Señor envía al pueblo una verdad especial para la situación en que se encuentra. ¿Quién se atreverá a publicarla? El manda a sus siervos a que dirijan al mundo el último llamamiento de la misericordia divina. No pueden callar sin peligro de sus almas. Los embajadores de Cristo no tienen por qué preocuparse de las consecuencias. Deben cumplir con su deber y dejar a Dios los resultados." (Conflicto de los Siglos capítulo 39, página 668)

 "Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor  de ellos es el amor."
1 Cor. 13:13.

" Tenemos una abundancia de sermones.  Lo que más se necesita... es amor por las almas que perecen, ese amor que procede en ricas corrientes del trono de Dios. El verdadero cristianismo difunde el amor por todo el ser.  Alcanza a cada parte vital del cuerpo: el cerebro, el corazón, las manos ayudadoras, los pies, y capacita a los hombres a mantenerse firmes donde Dios requiere que se mantengan, de modo que no tracen senderos torcidos para sus pies, para que el cojo no se extravíe. El amor ardiente y abnegado de Cristo por las almas que perecen constituye la vida misma de todo el sistema de la cristiandad.
¿Cuál es la interpretación bíblica de Dios?  "Dios es amor".  Dios manifestó su amor por la humanidad al dar a Cristo a nuestro mundo. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito. para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).  Sí, "vida eterna".  Este es el amor que es el cumplimiento de la ley.  Únicamente la persona cuyo corazón esté lleno de compasión por el hombre caído, que ama con un propósito, y que demuestra su amor mediante la realización de acciones semejantes a las de Cristo, será capaz de soportar la visión del Invisible.  Puede conocer a Dios únicamente la persona que ama a sus semejantes con un propósito. Quien no ame a aquellos por quienes el Padre ha hecho tanto, no conoce a Dios. Esta es la razón por la que hay tan poca vitalidad genuina en nuestras iglesias. La teología no tiene valor a menos que se halle saturada con el amor de Cristo.
Dios es supremo.  Su amor aceptado en el corazón humano conducirá a la realización de obras que lleven frutos de acuerdo con la semejanza del carácter de Dios...
"El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad" (1 Cor. 13:4-6). ¡Benditas hojas del árbol de la vida!  "Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor" (vers. 13).
"Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre" (Sal. 103: 1), porque nuestro Libro Guía es tan claro y definido.  Otros tal vez no sigan el sencillo "escrito está" que Cristo empleó cada vez para enfrentarse con su enemigo caído, pero sigamos el ejemplo del Salvador. Mientras menos expresemos nuestras propias opiniones humanas, más pura y llena de gracia será nuestra conversación. El Señor espera que nuestra habla sea santificada, porque es un sabor de vida para vida.
Carta 156, 1900.  

Palabras que el Espíritu Santo puede aprobar.
El amor de Dios en el corazón, siempre nos guiará a hablar palabras bondadosas.  "El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.  Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  El amor nunca deja de ser".
Debiéramos recordar esto.  Si el amor de Dios está en nuestro corazón, no pensaremos el mal, no seremos fácilmente molestados, no daremos rienda suelta a la pasión, sino demostraremos que estamos unidos con Cristo, y que el poder refrenados de su Espíritu nos induce a hablar palabras, que él puede aprobar.  El yugo de Cristo es el freno del Espíritu Santo, y cuando  nos sintamos acalorados por la pasión, digamos 'NO;  yo tengo a Cristo a mi lado, y no lo voy a avergonzar con mis palabras violentas y apasionadas' (Ms 73, 1897). La Voz,su edcuación y uso correcto página 163

jueves, 18 de agosto de 2011

LA PALABRA DE DIOS PREVALECERA

En primer lugar quiero agradecer a una persona a la que quiero mucho, por tu mensaje recordando el capítulo "Cómo apropiarse de la Justicia de Cristo" en el libro "FE Y OBRAS". No te nombro porque se como piensan y se manejan los dirigentes, no quiero que te expulsen porque te juntas conmigo, sino porque predicas la verdad, que es clara. "El lenguaje de la Biblia debe explicarse de acuerdo con su significado manifiesto, a no ser que se trate de un símbolo o figura". (cs 657)
"Las verdades que se encuentran explicadas con la mayor claridad en la Biblia han sido envueltas en dudas y obscuridad por hombres doctos" (cs 656)
Por eso Jesús dijo:  "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las revelaste a los niños". (Mateo 11:25)
"Mi Hijo eres tú, yo te engendré hoy" (HEB 1:5)
"Entonces Jesús les dijo otra vez: "Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío".Con eso, sopló y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo". (Juan 20: 21,22)
También hizo Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, que no están escritas en este libro."Pero éstas fueron escritas para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que creyendo, tengáis vida en su Nombre". (Juan 20: 30, 31)
"Con Cristo estoy crucificado, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí.  Y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó, y se entregó a sí mismo por mí". (Gal 2:20)
"Que os dé, conforme a la riqueza de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestro corazón, para que, arraigados y fundados en amor" (Efe 3: 16,17)
Hijo = Hijo   /    Engendrado = Engendrado
Podría hacer una lista mas larga de versículos que son envueltos en duda y oscuridad. Estos que comparto, no tienen símbolos, tampoco figuras, se deben entender como los entendería un chico sincero.

(FE y OBRAS 95)
Cuando Jesús estaba por ascender al cielo, dijo a sus discípulos: "Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que este con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros" (Juan 14: 16, 17).  Dijo además: "El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él" (vers. 21).
Hay muchos que encuentran satisfacción en identificarse con falsas doctrinas, para que no haya perturbación o diferencia entre ellos y el mundo; pero los hijos de Dios deben dar testimonio de la verdad, no sólo por medio de la pluma y la voz sino mediante el espíritu y el carácter.  Nuestro Salvador declara que el mundo no puede recibir el espíritu de verdad.  Ellos no pueden discernir la verdad, porque no disciernen a Cristo, el Autor de la verdad.  Discípulos tibios, profesores insensibles, que no están imbuidos del Espíritu de Cristo, no son capaces de discernir la preciosidad de su justicia, sino que procuran establecer su propia justicia.

(cs 672)
Los impíos han dejado concluir su tiempo de gracia; el Espíritu de Dios, al que se opusieran obstinadamente, acabó por apartarse de ellos.

(CS 701)   Los que pusieron en ridículo su aserto de ser el Hijo de Dios enmudecen ahora.

(La Historia de la Redención 15)
Le mostraron claramente que Cristo era el hijo de Dios.


domingo, 14 de agosto de 2011

El ángel Gabriel

En el cielo, antes de su rebelión, Lucifer era un ángel honrado y excelso, cuyo honor seguía al del amado Hijo de Dios. Sin embargo, Cristo, el amado Hijo de Dios, tenía la preeminencia sobre todas las huestes angélicas.  Era uno con el Padre antes que los ángeles fueran creados. Lucifer tuvo envidia de él y gradualmente asumió la autoridad que le correspondía sólo a Cristo.
(Exaltad a Jesús, 4 de Enero)

Los ángeles leales trataron de reconciliar con la voluntad de su Creador a ese poderoso ángel rebelde.  Justificaron el acto de Dios al honrar a Cristo, y con poderosos argumentos trataron de convencer a Lucifer de que no tenía entonces menos honra que la que había tenido antes que el Padre proclamara el honor que había conferido a su Hijo.  Le mostraron claramente que Cristo era el hijo de Dios, que existía con él antes que los ángeles fueran creados, y que siempre había estado a la diestra del Padre, sin que su tierna y amorosa autoridad hubiese sido puesta en tela de juicio hasta ese momento; y que no había dado orden alguna que no fuera ejecutada con gozo por la hueste angélica.
(La Historia de la Redención p15)

EN EL CIELO, antes de su rebelión, Lucifer era un ángel honrado y excelso, cuyo honor seguía al del amado Hijo de Dios.” (La Historia de La Redención, 13) 

Luego de la caída de Lucifer, el angel Gabriel ocupó su puesto.

Fue Gabriel, el ángel que sigue en jerarquía al Hijo de Dios, quien trajo el mensaje divino a Daniel. Fue a Gabriel, "su ángel," a quien envió Cristo para revelar el futuro al amado Juan; y se pronuncia una bendición sobre aquellos que leen y oyen las palabras de la profecía y guardan las cosas en ella escritas.
(DTG p201)

Por intermedio del profeta Daniel se nos permite vislumbrar algo de esta lucha poderosa entre las fuerzas del bien y las del mal. Durante tres semanas Gabriel luchó con las potestades de las tinieblas, procurando contrarrestar las influencias que obraban sobre el ánimo de Ciro; y antes que terminara la contienda, Cristo mismo acudió en auxilio de Gabriel.
(PR  p419)

En la suprema crisis, cuando corazón y alma se quebrantan bajo la carga de pecado, Gabriel es enviado para fortalecer al divino Doliente y vigorizarlo para que camine por su senda ensangrentada.  Y mientras el ángel sostiene su cuerpo desfalleciente, Cristo toma la amarga copa y consiente en beber su contenido.  Delante del Doliente se levanta el muro de un mundo perdido que perece, y brotan las palabras de los labios manchados de sangre: "No obstante, si el hombre tiene que perecer a menos que yo beba esta amarga copa, no se haga mi voluntad, sino la tuya"
Antes de su caída, Lucifer era la tercera persona en la jerarquía celestial, “el que se seguia a Cristo”:

Las palabras del ángel: "Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios," demuestran que ocupa un puesto de alto honor en los atrios celestiales. … El Salvador habla de Gabriel en el Apocalipsis diciendo que "la declaró, enviándola por su ángel a Juan Su siervo." … el ángel que sigue en honor al Hijo de Dios es el escogido para revelar los propósitos de Dios a los hombres pecaminosos!” El Deseado de Todas las Gentes, 73, 74
 
¿Pueden los ángeles trabajar a través nuestro?

Todos los que se ocupan en el ministerio constituyen la mano ayudadora de Dios. Colaboran con los ángeles, o más bien, son los instrumentos humanos por medio de los cuales aquéllos llevan a cabo su misión. Los ángeles hablan por medio de sus voces y trabajan por medio de sus manos. Y los obreros humanos, al cooperar con los agentes celestiales, reciben el beneficio de su educación y su experiencia. Como medio educativo, ¿qué "curso universitario" puede igualar a éste?” La Educación, 271

Los ángeles de Dios, que son millares de millares y millones de millones, tienen la misión de atender a los que han de ser herederos de la salvación. Nos guardan del mal y repelen las fuerzas de las tinieblas que procuran destruirnos. ¿No tenemos motivos de continuo agradecimiento, aun cuando haya aparentes dificultades en nuestro camino?” El Ministerio de Curación, 196




jueves, 11 de agosto de 2011

LA NATURALEZA: CLAVE DE LOS DIVINOS MISTERIOS

A medida que el estudiante contempla las cosas de la naturaleza, recibe una nueva visión de ellas. Las enseñanzas del libro de la naturaleza de Dios atestiguan la veracidad de su Palabra escrita.
En el plan de la redención hay misterios que la mente humana no puede sondear, muchas cosas que la sabiduría humana es incapaz de explicar; pero la naturaleza nos puede enseñar mucho acerca del misterio de la piedad. Cada arbusto, cada árbol que lleva fruto, toda vegetación, contiene lecciones que aprender. En el crecimiento de la semilla se pueden leer los misterios del reino de Dios.
Para el corazón enternecido por la gracia de Dios, el sol, la luna, las estrellas, los árboles, las flores del campo, pronuncian palabras aconsejadoras. La siembra de la semilla transporta la mente a la siembra de la semilla espiritual. El árbol declara que un buen árbol no puede llevar mal fruto, y que un árbol malo no puede llevar buen fruto. "Por sus frutos los conocereis" (Mateo 7: 16). Aun la cizaña nos enseña una lección. Satanás es el que la siembra y, si no se atiende, daña el trigo creciendo desordenadamente. 
Padres y madres, enseñad a vuestros hijos la maravillosa operación del poder de Dios. Su poder se hace patente en cada planta, en cada árbol que produce fruto. Llevad a los hijos al huerto y explicadles cómo Dios le da el crecimiento a la semilla. El agricultor cultiva la tierra y esparce la semilla, pero no puede hacerla germinar. Tiene que depender de Dios, quien hace lo que ningún poder humano puede hacer. El señor infunde su propio Espíritu en la semilla, haciéndola brotar. Bajo su cuidado, el embrión brota a través de la cáscara que lo encierra para desarrollarse y llevar fruto.
Al estudiar los niños el gran libro de texto de la naturaleza, Dios impresionará sus mentes. Al relatárseles la obra que él realiza por la semilla, ellos aprenden el secreto del crecimiento en la gracia. Debidamente entendidas, estas lecciones apuntan hacia el Creador, enseñándoles aquellas verdades sencillas y santas que acercan el corazón a Dios.
(Testimonios Para la Iglesia t8 p340-341)


miércoles, 3 de agosto de 2011

¿Es gracioso?

Dios nos pide que debemos empezar desde temprano a aprender la forma correcta de hablar. El talento del habla debe ser cuidadosamente estudiado y vigilado. Esta es la rama más importante de la educación, pero tristemente se la descuida. La forma de comunicarnos con los demás, puede ser de gran bendición, o de gran maldición.
Más de una vez seguramente habrás dicho una broma o burla a una persona o también habrás dicho algo con  "doble sentido" sin la intención de lastimar a nadie, pero... ¿Te pusiste a pensar si las palabras que pronunciás son las que diría Cristo? ¿Él era alegre? ¿Cómo lo demostraba?

Las bromas y las burlas

"Es deber de los jóvenes estimular la sobriedad.  La ligereza, las bromas y los chistes resultarán en insensibilidad del alma, y la pérdida del favor de Dios.  Muchos de ustedes no ejercen una mala influencia en otros, y por lo tanto, se sienten satisfechos en cierta medida; pero, ¿ejercen una influencia para el bien? ¿Procuran guiar a otros al Salvador, por medio de vuestra conversación y vuestros actos, o, si ellos profesan conocer a Cristo, tratan de conducirlos a andar más estrechamente con él? (2T 236, 237)."
(La voz: su educación y uso correcto p.75)

El más grande de los maestros elegía bien sus ilustraciones

"Jesús fue el más grande de los Maestros que el mundo ha conocido. El presentaba la verdad mediante declaraciones claras y convincentes, y las ilustraciones que usaba eran del orden más puro y superior. Nunca mezclaba símbolos y figuras vulgares con la instrucción divina, ni procuraba complacer la curiosidad, ni gratificar a la clase que escucha sólo para pasar el tiempo.  Nunca llevaba la verdad sagrada al nivel de lo común, y las ilustraciones jocosas que algunos ministros del evangelio usan, nunca fueron pronunciadas por sus divinos labios. Cristo no empleaba ilustraciones para divertir y provocar risa (RH 6-8-1895)."
(La voz: su educación y uso correcto p.116)

No usaba chistes para llamar la atención

"El divino maestro, no usaba ilustraciones que proyectaran la más mínima sombra en el alma. Sus palabras eran del más puro y elevado carácter. Nunca condescendió a pronunciar algo cómico, con el fin de llamar la atención del público (RH 6-8-1895)."
(La voz: su educación y uso correcto p.117)

Hacía uso de sucesos comunes para ilustrar

"Jesús ilustraba las glorias del reino de Dios, por el uso de los incidentes y los sucesos de las tierra.  Con amor compasivo y tierno, alegraba, consolaba e instruía a todos los que le oían; porque sobre sus labios se derramaba la gracia, a fin de que pudiese presentar a los hombres, de la manera más atrayente, los tesoros de la verdad (CM 228)."
(La voz: su educación y uso correcto p.117)

No sólo sermoneaba

"Cristo es el ministro Modelo. ¡Qué directas y al punto, qué bien adaptadas al propósito y las circunstancias, eran las palabras de Cristo! ¡Cuán claras y convincentes eran sus ilustraciones! Su estilo, se caracterizaba por sencillez y solemnidad. Mediante las enseñanzas de Cristo, no hay nada que justifique el uso de anécdotas humorísticas, por parte del ministro en el púlpito. Las lecciones de Cristo debieran ser cuidadosamente estudiadas, y los temas, maneras y formas de discursos, debieran ser modeladas conforme al Modelo divino. Un despliegue de oratoria, una retórica ostentosa, y un porte refinado no constituyen un buen discurso... Cristo no sermoneaba como hacen hoy los hombres. Usando tonos intensamente fervientes, les daba seguridad de la vida venidera, del camino de salvación (RH 23-6-1891)."
(La voz: su educación y uso correcto p.123)

Un pastor que bromea, no sirve a Dios

"El pastor que está listo a participar en conversaciones frívolas, listo a bromear y reír, no comprende la obligación sagrada que descansa sobre él, y si va a hacer uso de esa práctica desde el púlpito, el Señor no puede estar a su lado para bendecirlo... Los sermones floridos, no serán suficientes para alimentar el alma de los hijos famélicos de Dios (RH 23-6-1891)."
(La voz: su educación y uso correcto, p.297)

¿Y entre los esposos?

"Nunca debe una de las partes bromear a costa de los sentimientos de la otra parte.  Nunca debe el marido o la mujer quejarse de su consorte a otros, en broma o de cualquier otra manera, porque con frecuencia el recurrir a bromas insensatas, que parezcan perfectamente inofensivas, termina en una prueba para cada uno y hasta en una separación.  Se me ha mostrado que debe haber un escudo sagrado en derredor de cada familia"
(El Hogar Cristiano, p.156)





domingo, 17 de julio de 2011

Si, Soy Adventista

Si usted cree que ser adventista es creer en el advenimiento de Jesús, SI, SOY Adventista.

Si usted cree que ser adventista es enseñar que la ley de Dios está en vigencia, sobre todo el sábado, SI SOY Adventista.

Si usted cree que ser adventista es procurar vivir el mensaje de salud, SI, SOY Adventista

Si usted cree que ser adventista es predicar y vivir el mensaje de educación, SI, SOY Adventista.

Si usted cree que ser adventista es defender los marcos, o hitos que nuestros pioneros enseñaron, SI, SOY Adventista.

Pero...

Si usted cree que ser adventista es ser miembro de la Institución Adventista, NO, NO SOY Adventista.

Si usted cree que ser adventista es creer en la Trinidad, que es un dogma de la Institución Adventista, NO, NO SOY Adventista.

Si usted cree que ser adventista es creer en la Iglesia Adventista, sea en que sea, NO, NO SOY Adventista

Si usted cree que ser adventista es cerrar los ojos a los pecados de la Institución Adventista, NO, NO SOY Adventista

Si usted cree que ser adventista es participar de los cultos y programaciones de la Institución Adventista, mismo cuando estos claramente son ofrecidos a Baal, NO, NO SOY Adventista.

Una pregunta muy parecida, también lo hizo la samaritana (católica) a Jesús, cuando dijo:

Nuestros padres (Católicos) adoraran en este monte (Iglesia). Todavía, ustedes (Adventistas) dicen que es en Jerusalén (en la Iglesia Adventista) que se debe adorar.

Hermano, ¿cuál fue la respuesta de Jesús?

Dijo Jesús: Mujer, puedes creerme que la hora viene, cuando ni en este monte (Iglesia Católica), ni en Jerusalén (Iglesia Adventista) adorareis el Padre... Pero, viene la hora y ya llegó, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad.

Jesús dejo claro que llegaría un día (y ya llego) que no se adoraría EL PADRE ni en la iglesia Católica ni en la Iglesia Adventista. ¿Y cuando sería esto? En la época del sexto marido (Papa) de una mujer prostituta (Iglesia Católica).
¿Quién es el sexto? Juan Pablo II, o Yoanes Pavlvus Secundo (cuyas cifras en latín suman 666, "el número de su nombre" según Apoc. 13:18). En la época de su reinado, la iglesia Adventista ya no más adoraría al Padre.

Pero... ¿cuando la Iglesia Adventista acepto la Trinidad de hecho? En la Asamblea de Dallas (año  1980). ¿Quién estaba reinando en este año? Juan Pablo Segundo, el sexto marido de la Iglesia caída.

Jesús demostró que en este tiempo, los adoradores adorarían AL PADRE (no a una trinidad) y que estos lo harían en espíritu y en verdad. NO se trata de una Institución o local, pero si, del corazón.

                     Así creo.



miércoles, 13 de julio de 2011

¿QUIÉN PUEDE CONOCER A DIOS?

Muchos se han hecho esta pregunta durante muchos años, y tiene una respuesta, que tendrá su cumplimiento en nosotros, siempre y cuando estemos dispuestos a dejarlo todo y poner nuestros miembros al servicio de nuestro Dios. El está más que dispuesto a revelarnos sus misterios, los que sean indispensables para nuestra salvación.
"Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley."  (Deuteronomio 29:29)

"Descubrirás tú los secretos de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso?"  (Job 11: 7)

"Dios se ha revelado en su Hijo, que es el resplandor de su gloria y la expresa imagen de su persona.  Si deseamos un conocimiento de Dios, debemos ser como Cristo... El vivir una vida pura por fe en Cristo como el Salvador personal, llevará al creyente a un concepto más claro y elevado de Dios... La vida eterna es la recompensa que será dada a todos los que obedecen los dos grandes Principios de la ley de Dios: el amor a Dios y al hombre... La obediencia a estos mandamientos es la única evidencia en el hombre de que posee un conocimiento genuino y salvador de Dios.  El amor a Dios se demuestra por el amor a aquellos por quienes murió Cristo.
Las cualidades esenciales para conocer a Dios son las que señalan la plenitud del carácter de Cristo: su amor, su paciencia, su desinterés.  Esos atributos se cultivan realizando actos bondadosos con un corazón bondadoso (Youth's Instructor, 22-3-1900). 
Cristo, el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno solo con  el Padre eterno; uno solo en naturaleza, en carácter y propósitos; era el único ser que podía penetrar en todos los designios y fines de Dios (Juan 1:1-3).  "Y llamaráse su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de Paz" (Isa. 9: 6).  "Y sus salidas son desde el Principio, desde los días del siglo" (Miq. 5: 2). Y Hijo de Dios, hablando de sí mismo, declara: "Jehová me poseía en el principio de su camino, ya de antiguo, antes de sus obras. Eternalmente tuve el principado... Cuando establecía los fundamentos de la tierra; con él estaba yo ordenándolo todo; y fui su delicia todos los días, teniendo solaz delante de él en todo tiempo"  (Prov. 8: 22-30).
Hay luz y gloria en la verdad de que Cristo era uno con el Padre antes de la fundación del mundo (Miqueas 5:2)...
Esta verdad... explica otras verdades igualmente misteriosas (Review and Herald, 5-4-1906).

"A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria."  (Col. 1: 27) 

Hay muchos misterios en la Palabra de Dios que no comprendemos, y muchos nos contentamos deteniendo nuestra investigación cuando tan sólo hemos comenzado a recibir algo de conocimiento concerniente a Cristo.  Cuando comienzan a desplegarse un poco ante la mente los propósitos divinos y comenzamos a obtener un leve conocimiento del carácter de Dios, quedamos satisfechos y pensamos que hemos recibido aproximadamente toda la luz que hay para nosotros en la palabra de Dios. Pero la verdad de Dios es infinita... Jesús fue bien claro cuando dijo a sus discípulos "escudriñad las Escrituras" (Juan 5: 39).  Escudriñar significa comparar texto con texto y cosas espirituales con cosas espirituales.  No debiéramos satisfacernos con un conocimiento superficial (Review and Herald, 4-6-1889).
No comprendemos ni la mitad de lo que Dios está dispuesto a hacer por su pueblo... Nuestras peticiones, mezclados con fe y contrición, debieran ascender a Dios en procura de un entendimiento de los misterios que Dios quiere hacer conocer a sus santos...
El espíritu de Dios descansará sobre el diligente escudriñador de la verdad.  El que desee la verdad en su corazón, que anhele la obra de su poder en la vida y el carácter, ciertamente la tendrá (Ibid).

¿Dedicaremos más de nuestro tiempo valioso para el estudio y la comprensión profunda de la naturaleza humana-divina del Hijo de Dios? En ella está el camino hacia la salvación y constituye la verdad sobre la JUSTIFICACIÓN POR LA FE.

lunes, 11 de julio de 2011

Ninguna escuela era adecuada

Había una gran obra designada para el profeta Juan, pero no había ninguna escuela en la tierra a la cual pudiera asistir. Debía adquirir su conocimiento lejos de las ciudades, en el desierto.  Las Escrituras del Antiguo Testamento, Dios y la naturaleza que él había creado debían ser sus libros de estudio.  Dios estaba capacitando a Juan para su obra de preparar el camino del Señor.  Su alimento era simplemente langostas y miel silvestre.  Las costumbres y las prácticas de los hombres no debían ser la educación de este hombre.  La preocupación por lo mundano no debía afectar en nada la formación de su carácter (MS 131, 1901).
Juan no se sentía suficientemente fuerte para soportar la gran presión de la tentación que encontraría en la sociedad.  Temía que su carácter fuera modelado de acuerdo con las costumbres que prevalecían entre los judíos, y escogió el desierto como su escuela, en la cual su mente podía ser debidamente educada y disciplinada por el gran libro de Dios: la naturaleza.  En el desierto, Juan podía negarse a sí mismo más fácilmente, dominar su apetito y vestirse de acuerdo con la sencillez natural. Y en el desierto no había nada que desviara su mente de la meditación y la oración.  Satanás tenía acceso a Juan, aun después de que éste cerró todos los caminos que dependían de él y por los cuales Satanás pudiera entrar.  Pero sus hábitos de vida eran tan puros y naturales que podía discernir al enemigo, y tenía fortaleza de espíritu y decisión de carácter para resistirlo.
El libro de la naturaleza estaba abierto ante Juan con su inagotable caudal de variadas instrucciones.  El buscaba el favor de Dios, y el Espíritu Santo descansaba sobre él, y encendió en su corazón un ardiente celo de hacer la gran obra de llamar a la gente al arrepentimiento y a una vida más elevada y más santa. Juan se estaba capacitando mediante las privaciones y las dificultades para disciplinar de tal manera todas sus facultades físicas y mentales, que pudiera sostenerse entre las gentes tan inconmovible frente a las circunstancias como las rocas y montañas del desierto qué lo habían rodeado durante treinta años (2SP 47).
La niñez, juventud y edad viril de Juan -que vino con el espíritu y el poder de Elías para hacer una obra especial de preparar el camino para el Redentor del mundo- se distinguieron por su firmeza y poder moral.  Satanás no pudo moverlo de su integridad (RH 3-3-1874).

miércoles, 6 de julio de 2011

EL PELIGRO DE LA MUNDANALIDAD Y LA SENSUALIDAD (2)

1 Juan 2:15-17
No améis al mundo, ni lo que hay en el mundo.  Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los malos deseos de la carne, la codicia de los ojos y la soberbia de la vida, no procede del Padre, sino del mundo.
Y el mundo y sus deseos se pasan.  En cambio, el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre.

Una reforma en la vida es la única prueba segura de un verdadero arrepentimiento. Para toda alma verdaderamente convertida la relación con Dios y con las cosas eternas será el gran tema de la vida. ¿Pero dónde se nota, en las iglesias populares de nuestros días, el espíritu de consagración a Dios? Los conversos no renuncian a su orgullo ni al amor del mundo. No están más dispuestos a negarse a sí mismos, a llevar la cruz y a seguir al manso y humilde Jesús, que antes de su conversión. La religión se ha vuelto objeto de burla de los infieles y escépticos, debido a que tantos de los que la profesan ignoran sus principios. El poder de la piedad ha desaparecido casi enteramente de muchas  de las iglesias. Las comidas campestres, las representaciones teatrales en las iglesias, los bazares, las casas elegantes y la ostentación personal han alejado de Dios los pensamientos de la gente. Tierras y bienes y ocupaciones mundanas llenan el espíritu, mientras que las cosas de interés eterno se consideran apenas dignas de atención.
Dondequiera que los hombres descuiden el testimonio de la Biblia y se alejen de las verdades claras que sirven para probar el alma y que requieren abnegación y desprendimiento del mundo, podemos estar seguros de que Dios no dispensa allí sus bendiciones. Y al aplicar la regla que Cristo mismo dio: "Por sus frutos los conoceréis" (S. Mateo 7: 16), resulta evidente que estos movimientos no son obra del Espíritu de Dios. 
Pedro dice: "Os ruego . . . que os abstengáis de las concupiscencias carnales, las cuales guerrean contra el alma." (1 Pedro 2: 11, V.M.) Toda concesión hecha al pecado tiende a entorpecer las facultades y a destruir el poder de percepción mental y espiritual, de modo que la Palabra o el Espíritu de Dios ya no puedan impresionar sino débilmente el corazón. Pablo escribe a los Corintios: "Limpiémonos de toda inmundicia de carne y de espíritu, perfeccionando la santificación en temor de Dios." (2 Corintios 7: 1.) Y entre los frutos del Espíritu- "amor, gozo, paz, longanimidad, benignidad, 528 bondad, fidelidad, mansedumbre," -clasifica la "templanza." (Gálatas 5: 22, 23, V.M.)
A pesar de estas inspiradas declaraciones, ¡cuántos cristianos de profesión están debilitando sus facultades en la búsqueda de ganancias o en el culto que tributan a la moda; cuántos están envileciendo en su ser la imagen de Dios, con la glotonería, las bebidas espirituosas, los placeres ilícitos! Y la iglesia, en lugar de reprimir el mal, demasiado a menudo lo fomenta, apelando a los apetitos, al amor del lucro y de los placeres para llenar su tesoro, que el amor a Cristo es demasiado débil para colmar. Si Jesús entrase en las iglesias de nuestros días, y viese los festejos y el tráfico impío que se practica en nombre de la religión, ¿no arrojaría acaso a esos profanadores, como arrojó del templo a los cambiadores de moneda?
El mundo está entregado a la sensualidad. "La concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida" gobiernan las masas del pueblo. Pero los discípulos de Cristo son llamados a una vida santa. "Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo." A la luz de la Palabra de Dios, se justifica el aserto de que la santificación que no produce este completo desprendimiento de los deseos y placeres pecaminosos del mundo, no puede ser verdadera.
Por medio de Jesús, los hijos caídos de Adán son hechos "hijos de Dios." "Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos: por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos." (Hebreos 2: 11.) La vida del cristiano debe ser una vida de fe, de victoria y de gozo en Dios. "Todo aquel que es engendrado de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que vence al mundo, a saber, nuestra fe." (1 Juan 5: 4, V.M.) Con razón declaró Nehemías, el siervo de Dios: "El gozo de Jehová es vuestra fortaleza." (Nehemías 8: 10.) Y San Pablo dijo: "Gozaos en el Señor siempre: otra vez os digo: Que os gocéis." "Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo; porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús." (Filipenses 4: 4; 1 Tesalonicenses 5: 16-18.) Tales son los frutos de la conversión y de la santificación según la Biblia; y es porque el mundo cristiano mira con tanta indiferencia los grandes principios de justicia expuestos en la Palabra de Dios, por lo que se ven tan raramente estos frutos. Esta es la razón por la que se ve tan poco de esa obra profunda y duradera del Espíritu de Dios que caracterizaba los reavivamientos en tiempos pasados.
Por medio de la contemplación nos transformamos. Pero como esos sagrados preceptos en los cuales Dios reveló a los hombres su perfección y santidad son tenidos en poco y el espíritu del pueblo se deja atraer por las enseñanzas y teorías humanas, nada tiene de extraño que en consecuencia se vea un enfriamiento de la piedad viva en la iglesia. El Señor dice: "Dejáronme a mí, fuente de agua viva, por cavar para sí cisternas, cisternas rotas que no detienen aguas." (Jeremías 2:13.)
"Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos.... Antes en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Y será como el árbol plantado junto a arroyos de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace prosperará." (Salmo 1: 1-3.) Sólo en la medida en que la ley de Dios sea repuesta en el lugar que le corresponde habrá un avivamiento de la piedad y fe primitivas entre los que profesan ser su pueblo. "Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma." (Jeremías 6: 16.) 
CS p 514-532




jueves, 30 de junio de 2011

EL PELIGRO DE LA MUNDANALIDAD Y LA SENSUALIDAD

El pueblo de Dios no sólo debe conocer su voluntad, sino también debe practicarla.  Muchos serán eliminados del número de los que conocen la verdad porque no fueron santificados por ella.  La verdad  debe penetrar en sus corazones, santificarlos y limpiarlos de toda mundanalidad y sensualidad en su vida más intima. El templo del alma debe ser limpiado.  Cada acto secreto es como si estuviéramos en la presencia de Dios y de los santos ángeles, ya que todas las cosas están abiertas ante Dios, y de El nada se puede esconder...
Dios está purificando a un pueblo para que tenga manos limpias y corazones puros a fin de estar delante de El en el juicio.  Debe elevarse la norma, purificarse la imaginación; debe abandonarse el apasionamiento que rodea a prácticas degradantes, y debe elevarse el alma a pensamientos puros y a prácticas santas.  Todos los que soporten la prueba y la aflicción que está delante de nosotros serán participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia, y no participado en ello. 
RH, 24 de mayo de 1887. 

Es nuestra tarea conocer nuestras debilidades y pecados acariciados, que producen oscuridad y debilidad espiritual y han apagado nuestro primer amor. ¿Es la mundanalidad? ¿Es el egoísmo? ¿Es el amor por la estima propia? ¿Es la lucha por ser el primero? ¿Es la sensualidad lo que nos aleja de Dios? ¿Es el pecado de los nicolaítas que cambiaban la gracia de Dios por lascivia? ¿Es la indiferencia hacia la gran luz [Biblia]? ¿Es el mal uso o el abuso de las oportunidades y los privilegios lo que nos lleva a tener jactanciosas pretensiones de sabiduría y conocimiento religiosos, mientras la vida y el carácter son inconsistentes e inmorales?  No importa qué haya sido lo que hemos acariciado y cultivado hasta tornarse fuerte y dominante, hagamos decididos esfuerzos para ser vencedores, para no perdernos y comer del árbol de la vida.-               Review and Herald, 7 de junio de 1887.

 Es esencial poseer un conocimiento teórico de la verdad, pero el conocimiento de las mayores verdades no nos Salvará; nuestro conocimiento debe ser práctico.  El pueblo de Dios no sólo debe poseer un conocimiento de su voluntad, sino que tiene que poner en práctica ese conocimiento.Muchos serán eliminados de entre los que conocen la verdad porque no han sido santificados por ella .  La verdad debe ser introducida en sus corazones para santificarlos y limpiarlos de toda mundanalidad y sensualidad en la vida privada.  El templo del alma tiene que ser purificado.  Cada acto secreto es como si se llevara a cabo en la presencia de Dios y de sus santos ángeles, todas las cosas están abiertas delante de Dios, y nada se le puede ocultar.
Testimonios acerca de la conducta sexual, adulterio y divorcio p 99

jueves, 2 de junio de 2011

EL PLURAL DE "HAGAMOS"



 Al principio, el Padre y el Hijo habían descansado el sábado después de su obra de creación.  Cuando "fueron acabados los cielos y la tierra, y todo su ornamento," el Creador y todos los seres celestiales se regocijaron en la contemplación de la gloriosa escena.  "Las estrellas todas del alba alababan, y se regocijaban todos los hijos de Dios." *  Ahora Jesús descansaba de la obra de la redención; y aunque había pesar entre aquellos que le amaban en la tierra, había gozo en el cielo.  La promesa de lo futuro era gloriosa a los ojos de los seres celestiales.  Una creación restaurada, una raza redimida, que por haber vencido el pecado, nunca más podría caer, era lo que Dios y los ángeles veían como resultado de la obra concluida por Cristo.  Con esta escena está para siempre vinculado el día en que Cristo descansó.  Porque su "obra es perfecta;" y "todo lo que Dios hace, eso será perpetuo." Cuando se produzca "la restauración de todas las cosas, de la cual habló Dios por boca de sus santos profetas, que ha habido desde la antigüedad," el sábado de la creación, el día en que Cristo descansó en la tumba de José, será todavía un día de reposo y regocijo.  El cielo y la tierra se unirán en alabanza mientras que "de sábado en sábado," las naciones de los salvos adorarán con gozo a Dios y al Cordero.
(El Deseado de Todas las Gentes p467 ) White.
Después de que fue creada la tierra y las bestias en ella,  el Padre y el Hijo cumplieron su propósito, que fue trazado antes de la caída de Satanás, de hacer al hombre a su propia imagen.  Habían obrado juntos en la creación de la tierra y de todo ser viviente en ella.  Y ahora Dios dijo a su Hijo: "Hagamos al hombre a nuestra imagen (The Story of Redemption, págs. 20, 21).

Desde antes que fueran echados los cimientos de la tierra, el Padre y el Hijo se habían unido en un pacto para redimir al hombre en caso de que fuese vencido por Satanás. Habían unido sus manos en un solemne compromiso de que Cristo sería fiador de la especie humana. (DTG p744)

Ni aun los ángeles pudieron participar en los consejos habidos entre el Padre y el Hijo al trazarse el plan de la salvación. (EL MINISTERIO DE CURACIÓN p337)

El plan de redención fue preparado en las deliberaciones entre el Padre y el Hijo.  Entonces Cristo se comprometió a responder por el hombre si éste resultaba desleal.  Se comprometió  a efectuar una expiación que uniera a toda alma creyente con Dios. (EN LUGARES CELESTIALES 6 DE ENERO)

El Padre y el Hijo emprendieron la grandiosa y admirable obra que habían proyectado: la creación del mundo. La tierra que salió de las manos del Creador era sumamente hermosa. (EXALTAD A JESÚS 2 DE FEBRERO)

¿Quién pone en tela de juicio la clara palabra de Dios? 

 Cubría de misterio todo lo sencillo, y por medio de astuta perversión ponía en duda las declaraciones más claras de Jehová.  Y su elevada posición, tan íntimamente relacionada con el gobierno divino, daba mayor fuerza a sus pretensiones. (PATRIARCAS Y PROFETAS P22)

Leer el capitulo entero  para entender el context.

miércoles, 25 de mayo de 2011

La estrecha relación entre la carne y el espíritu

"Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del  Espíritu segará vida eterna."  Gálatas 6: 8

Las pasiones inferiores tienen su sede en el cuerpo y obran por su medio.  Las palabras "carne", "carnal" o "concupiscencias carnales" abarcan la naturaleza inferior y corrupta; por sí misma la carne no puede obrar contra la voluntad de DiosSe nos ordena que crucifiquemos la carne, con los afectos y las concupiscencias. ¿Cómo lo haremos? ¿Infligiremos dolor al cuerpo?  No, pero daremos muerte a la tentación de pecar Debe expulsarse el pensamiento corrompido.  Todo intento debe someterse al cautiverio de Jesucristo.  Todas las propensiones animales deben sujetarse a las facultades superiores del alma.  El amor de Dios debe reinar supremo; Cristo debe ocupar un trono indiviso.  Nuestros cuerpos deben ser considerados como su posesión adquirida.  Los miembros del cuerpo han de llegar a ser los instrumentos de la justicia. -El hogar adventista, pág. 112.


El estricto acatamiento de los requerimientos de Dios es beneficioso para la salud de cuerpo y mente.  A fin de alcanzar el más elevado nivel de realizaciones morales e intelectuales, es necesario procurar sabiduría y fortaleza de Dios, y observar estricta temperancia en todos los hábitos de vida.  En la experiencia de Daniel y sus compañeros tenemos un ejemplo del triunfo de los principios sobre las tentaciones a ceder al apetito.  Nos muestra que mediante principios religiosos los jóvenes pueden triunfar sobre las concupiscencia de la carne y mantenerse fieles a los requerimientos de Dios, aun cuando les cueste un gran sacrificio. . .

Deberíamos considerar las palabras del apóstol por medio de las cuales él exhorta a sus hermanos, por las misericordias de Dios, a presentar sus cuerpos "en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios" (Romanos 12: 1).  Esto es verdadera santificación.  No es meramente una teoría, una emoción o una forma de palabras, sino un principio vivo y activo que penetra en la vida diaria.  Requiere que nuestros hábitos en materia de comida, bebida y vestido sean tales, que aseguren la preservación de la salud física, mental y moral, para que podamos presentar nuestros cuerpos al Señor -no una ofrenda corrompida por hábitos erróneos, sino un "sacrificio vivo, santo, agradable a Dios". . .

Existe una estrecha afinidad entre la naturaleza física y la moral. . . Dondequiera se encuentren, los que están verdaderamente santificados elevarán el nivel moral al mantener hábitos físicos correctos y, como Daniel, ofrecerán a los demás un ejemplo de temperancia y dominio propioTodo apetito depravado llega a ser una concupiscencia combativa.  Todo lo que está en conflicto con la ley natural crea una condición enferma del alma. . .

Con cuánto cuidado los cristianos deberían regular sus hábitos, a fin de poder preservar el pleno vigor de cada facultad para entregarla al servicio de Cristo. -Review and Herald, 25 de enero de 1881. 137

Reflejemos a Jesús. 10 de Mayo. p, 137

miércoles, 11 de mayo de 2011

¿Dónde queda la Iglesia verdadera de Cristo?

Verdaderamente es una pregunta que se realiza a menudo cualquier cristiano sincero. Todos podemos tener distintas opiniones, muy validas y lógicas. Pero nuestra fe no se basa en "opiniones", aún cuando viniesen de los más prestigiosos doctores y magister en teología. Nuestra fe radica en un "Así dice el Señor", y se interpreta por la misma Palabra.

¿Cuál es la iglesia verdadera de Dios? ¿A cuál debiéramos asistir? Busquemos en la Biblia! ¿A cuál iglesia asistieron los discípulos de Cristo? ¿A cuál iglesia hace referencia la mensajera del Señor, Elena White? Comparto con ustedes un estudio que me ha llegado por email, del grupo "A la luz de la Biblia".


"Dos o tres en mi Nombre"
Porque donde están dos tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (Mat 18:20)
EGW comenta, sobré este verso: “Dios posee una iglesia. No es una gran catedral, ni la iglesia oficial establecida, ni las diversas denominaciones; sino el pueblo que ama a Dios y guarda sus mandamientos. “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Mateo 18:20. Aunque Cristo esté aún entre unos pocos humildes, ésta es su iglesia, pues sólo la presencia del Alto y Sublime que habita la eternidad puede constituir una iglesia.Alza tus Ojos, p. 313.6 (EGW)
Donde dos o tres que aman y obedecen los mandamientos de Dios están presentes, Jesús los preside, ya sea en un lugar desolado de la tierra, en el desierto, en la ciudad o encerrados en los muros de una prisión.” {ATO 313.5}

¿Donde era el lugar de culto de la iglesia primitiva?

Rom 16:5 Saludad también a la iglesia que está en su casa. Saludad a Epeneto, amado mío, que es de los primeros frutos de Acaya para Cristo.

1Co 16:19 Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor.

Col 4:15 Saludad a los hermanos que están en Laodicea, y a Ninfas, y a la iglesia que está en su casa.

ELLEN G. WHITE
Pregunta: Con cuantas personas comenzó la Iglesia Cristiana Primitiva?
Respuesta : Con el llamamiento de Juan, Andrés, Simón, Felipe y Natanael, empezó la fundación de la iglesia cristiana. EGW DTG PG 114.
Aunque Cristo esté aún entre unos pocos humildes, ésta es su iglesia, pues sólo la presencia del Alto y Sublime que habita la eternidad puede constituir una iglesia.Alza tus Ojos, p. 313.6 (EGW)
Donde dos o tres que aman y obedecen los mandamientos de Dios están presentes, Jesús los preside, ya sea en un lugar desolado de la tierra, en el desierto, en la ciudad o encerrados en los muros de una prisión. EGW {ATO 313.5}

¿Quienes constituyen la iglesia verdadera ?
Desde el principio, las almas fieles han constituído la iglesia en la tierra. En todo tiempo el Señor ha tenido sus atalayas, que han dado un testimonio fiel a la generación en la cual vivieron. Estos centinelas daban el mensaje de amonestación; y cuando eran llamados a deponer su armadura, otros continuaban la labor. EGW HAP PG.10
Dios tiene una iglesia en la tierra que es su pueblo escogido, que guarda Sus mandamientos.EGW T.M. PG 61
La incredulidad y malicia de los Judíos no hizo poner de lado el propósito de Dios, porque un nuevo Israel fue injertado al viejo árbol del olivo. Las sinagogas fueron cerradas para los apóstoles, mas casas privadas fueron abiertas para su uso y edificios púbicos de los Gentiles fueron también usados en el cual predicaran la Palabra de Dios.”EGW S.0.P. 3 PG. 356,57
La iglesia en la tierra, compuesta de aquellos que son fieles y leales a Dios, es el ‘tabernáculo verdadero’ de lo cual el Redentor es el Ministro .Dios, y no el hombre planto este tabernáculo sobre una alta plataforma. Este tabernáculo es el cuerpo de Cristo y desde el Norte y el Sur, desde el Este y Oeste, El juntara aquellos que ayudarán a componerlo.” EGW S.T. FEB. 14 ,1900

Cada hogar una Iglesia
Cada familia debiera ser una iglesia en la vida familiar, un bello símbolo de la iglesia de Dios en el cielo. EGW CN 453
Hablo a padres y a madres: Podéis ser educadores en vuestras iglesias del hogar; podéis ser agentes misioneros espirituales. Sientan los padres y las madres la necesidad de ser misioneros en el hogar. EGW CN 454-455


¿A cual Iglesia persiguio Pablo?
Act 9:1 Y Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, fue al sumo sacerdote,

Php 3:6 en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.

Act 8:3 Y Saulo asolaba la iglesia entrando de casa en casa, y arrastrando hombres y mujeres los entregaba en la cárcel.


Act 9:13 Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, de cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén;

¿Que Mensaje distinguirá a la Iglesia de Cristo?
Estas verdades, tal cual están presentadas en Apocalipsis 14, en relación con el “evangelio eterno,” serán lo que distinga a la Iglesia de Cristo cuando el aparezca. EGW CS 506

En Apocalipsis 14, no se presenta a un dios Triuno.
Por tanto la Iglesia de Cristo es distinga al no darlo.

miércoles, 4 de mayo de 2011

La Biblia nos muestra el camino a Cristo


Amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro... Porque: Toda carne es como hierba, y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae; mas la Palabra del Señor permanece para siempre. 1 Pedro 1:22, 24, 25.

La bendita Biblia nos da un conocimiento del gran plan de salvación y nos muestra cómo cada persona puede tener vida eterna. ¿Quién es el autor del Libro? Jesucristo. Él es el Testigo Fiel, y le dice a los suyos: “Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano” Juan 10:28.
La Biblia está para mostrarnos el camino a Cristo, y en Cristo se revela la vida eterna. Dijo Jesús a los judíos y a todos los que se agolpaban a su alrededor en grandes multitudes: “Escudriñad las Escrituras”. Los judíos tenían la Palabra en el Antiguo Testamento, pero lo habían mezclado tanto con opiniones humanas, que sus verdades estaban envueltas en el misterio, y la voluntad de Dios para los seres humanos estaba encubierta. En esta era, los maestros religiosos del pueblo están siguiendo su ejemplo.
Aunque los judíos tenían la Escritura que testificaba de Cristo, no fueron capaces de percibir a Cristo en las Escrituras; y aunque tenemos el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, hoy la gente tuerce las Escrituras para esquivar sus verdades, y en sus interpretaciones de las Escrituras enseña, como lo hicieron los fariseos, las máximas y tradiciones de la humanidad en lugar de enseñar los mandamientos de Dios. En el tiempo de Cristo, los líderes religiosos habían presentado ideas humanas por tanto tiempo ante el pueblo, que la enseñanza de Cristo se oponía en todo a sus teorías y prácticas.
Su Sermón del Monte virtualmente contradijo las doctrinas de la justicia propia de los escribas y fariseos. Habían representado tan mal a Dios, que se lo consideraba como un Juez severo, incapaz de tener compasión, misericordia y amor. Cuando no tenían un “Así dice el Señor” como su autoridad, presentaban al pueblo máximas y tradiciones interminables como procedentes de Dios. Aunque profesaban conocer y adorar al Dios vivo y verdadero, lo desfiguraban totalmente; y el carácter de Dios, como lo representaba su Hijo, fue como un asunto original, un nuevo don al mundo. Cristo hizo todo esfuerzo para eliminar las falsificaciones de Satanás, para que pudiera ser restaurada la confianza del pueblo en el amor de Dios.—Fundamentals of Christian Education, 308, 309.